1.22.-Raíces Canarias I:BEÑESMER / BEÑESMEN / BEÑESMARES

BEÑESMER / BEÑESMEN / BEÑESMARES

Según nos dice Bethencourt en la pág 303, nota 50/50, los primeros cronistas como Alonso de Espinoza y Viana, hablan de Juntas y Cortes generales, celebradas en medio de fiestas con competencias deportivas de carreras, luchas y lanzamiento de piedras, acompañadas de bailes y banquetes, pero sin mencionar sus nombres genéricos. Dice luego que Alonso de Espinosa especifica en el Cap. VII del Lib. I: <<Cuando hacían su Agosto y recogían los panes hacían juntas y fiestas en cada reino…>>, y que fue Abreu Galindo el primero en mencionar la palabra Beñesmer, pero relacionándola con el mes de Agosto: <<Y esta sementera era en el mes de  Agosto, al cual mes llamaban beñesmer…>>, pero que esta  interpretación era incorrecta, pues los guanches no daban nombres particulares a los meses, sino que los designaban: 1ª luna, 2ª luna, 3ª luna, hasta llegar a 12, al modo como nombran los portugueses los días de la semana: seconda-feira, terza-feira, quarta-feira, quinta-feira, diría yo.

   Por otro lado, cita a Viera: <<las fiestas anuales del Beñesmen, que era la estación del estío en que hacían la recolección de sus granos, las de las cortes generales de la isla y las de la jura y coronación de sus nuevos reyes, eran las más espléndidas>>, y que al referirse al Beñesmer, lo explica así en otra parte: <<la sazón de Julio y Agosto…la situación de las cosechas>>.

      Yo creo que los dos nombres: Beñesmer y Beñesmen tienen su origen etimológico en Vindemia (latín), que es la Vendimia castellana, la Weinlesse alemana, la  Vintage inglesa, la Vendange francesa, la Vendemmia italiana, y la Vindima portuguesa.

   La Vindemia latina significa “la cosecha o recolección de todo género de frutos”. En plural “Vindemiae” = “el tiempo de la vendimia o cosecha” y también “las vendimias”.

   Vindemia es palabra compuesta de vin (de vinum) = vino, uva + demere (de emere = tomar) = cortar. O sea: “la recolección del vino (de la uva)”. Esta idea sería la misma para el francés Vendange, compuesto de Ven (de Vin) = vino + danger = arrasar, y para el alemán Weinlesse, compuesto de Wein = vino + Lesse =  recolección. En inglés Vintage, debe estar compuesto de: Vin (de vino, uva) +  Tage (alemán) = días. O sea: “los días (la estación, la época) de la cosecha, del vino, de  la uva”, que coincide con la acepción latina. El castellano Vendimias, el italiano Vendemmia y el portugués Vindima, no requieren análisis, pues están calcados del latín.

                                                                                                                        Pág. 115

 


 

   Regresando a Beñesmer, creo que debe estar compuesto de Beñes + Mer. Beñes  debe ser una transformación de Weines, genitivo de Wein (alemán) = vino (en guanche existía la tendencia en transformar in en ñ, como Fainabé / Fañabé = caserío en Adeje). En cuanto a Mer, debe venir del griego Meros = parte de un todo, o sea “parte o época del año”, diría yo, que se corresponde con Tage, del Vintage inglés. O sea, que Beñesmer sería “la época o los días de las vendimias o cosechas”, como ya hemos indicado al analizar Vintage.

   Beñesmen tendría una interpretación similar: Beines (de Weines) = vino, uva, cosecha + Men (ibero-vasco, con idea de elevación, culminación, como de Aur =niño, se originó: Aurbide =preñez, Aurmin = dolores de parto, y por último Aurmen = Parto (momento culminante del proceso); o sea: “momento o época culminante de las cosechas”.

   Beñesmares. Dice Bethencourt que eran las grandes fiestas y juegos, celebrados “cada cuatro meses”, durante la legislatura del Beñesmer, y que dichos  juegos eran similares a los Oplímpicos. Yo creo que debe haber un error al decir que se  celebraban cada cuatro meses, pues dichas fiestas eran anuales, en la época  de la cosecha, como bien lo  dice Viera. Seguramente que Bethencourt quiso decir “cada cuatro años”, como se celebran las Olimpiadas griegas, creo yo.

   Es posible que Beñesmar tenga relación con el Maratón griego, nombre de una  carrera deportiva de 42,195 Km,  que formaba parte de las Olimpiadas griegas. Dicha carrera se estableció en honor a un soldado griego que corrió desde  Maratón a Atenas para anunciar el triunfo de Grecia sobre Persia. Agotado por el cansancio, cayó muerto, pronunciando: “hemos ganado”. No olvidemos la influencia  griega en el guanche, como lo hemos indicado en Icode, Teide, Hespéride, Gandia, etc.  El Guanche era también un gran corredor, como el Griego.

 

                                                                                                               Pág. 116