1.12.- GU/GUA/GUAN/GUAR GUARIA/GUANCHE/GUAÑAC.

Libro: Raíces Canarias I
Autor: Prof. Domingo Ruiz Guzmán.
Etimólogo y Poeta.
Copyright © Todos los derechos reservados.

 

 

    GU / GUA / GUAN / GUAR
GUARIA / GUANCHE / GUAÑAC

 

Comenzaremos con

GUA / GUAN / GUAR

Principales raíces que identifican al Guanche.

 

Vertiente China

He observado que hay una raíz común a Gua, Guan y Guar, que es

GU.

   Un fonema chino que significa Felicidad y Dicha, que coincide con el nombre fenicio Alisuth, el más antiguo conocido dado a las Islas por ese pueblo, que luego tradujeran los griegos por Elisios Pedion (Campos Elíseos) y Makaron Nesoi (Islas de los Felices). Los romanos lo interpretaron a su vez como Fortunatae Insulae (Islas Afortunadas o Felices), y más tarde, los árabes como Al Jacir Al Kaledat, con el mismo significado. Se ve claramente  que de Alisuth se deriva el nombre Alisios de los vientos de Canarias. Gu también significa en chino: Grande, Robusto, Alejado (Lejanía) al igual que Antro, Caverna, Subterráneo, así como el nombre del Estado tártaro que ocupó Chinghai y parte de Sychuan. Es oportuno mencionar aquí el origen tártaro que nosotros atribuimos al pueblo Tartesio, al cual  consideramos introductor en la lengua guanche de raíces chinas como GU/GUA/GUAN/BAI/CA/CAN, etc., así como del persa ISU; que “tártaros” significa Infierno en griego, que al Volcán de Tenerife (Chineche) como también a la misma Isla, se le llamó El Infierno, que es a su vez el significado etimológico de Echeide, como  ya hemos indicado. Debemos añadir que el Pico Teide es grande y robusto, y que

                                                                                                        Pág. 81

 


 

desde su cumbre se puede ver la lejanía.

Resumiendo, la raíz GU significaría FELICIDAD, GRANDE, ROBUSTO, LEJANÍA e INFIERNO (o VOLCÁN).

 

GUAN

   Parece estar compuesta esta raíz de dos fonemas chinos: GU, ya analizado, con los significados de Felicidad, Grande, Lejanía (idea de Mirador), Caverna, Infierno + AN = Cima, Elevación, (Monte o Pico), Oscuro, Tenebroso, Oculto (idea de Infierno o Volcán).

   Por otro lado, este fonema GUAN existe en chino, con el significado propio de “Mirador, Terraza, Lugar Elevado de donde se puede ver la lejanía”.

Resumiendo, GUAN significaría: “El Monte Grande o Mirador (Pico), de la Felicidad o del Infierno (Volcán)”.

 

GUA

   Se le ve formado por dos fonemas chinos: GU ya  analizado = “Felicidad, Mirador, Volcán” + A = “Colina elevada”, por lo que GUA sería “La Colina elevada de la Felicidad, del Mirador o del Volcán”. GUA equivale a GUAN.

 

GUAR

Está compuesto de GU ya analizado + AR = Roca (Monte), o sea que significaría: “La Roca o Monte de la Felicidad, del Mirador o del Volcán”.

 

GUARIA

   Está compuesto de GU + ARIA = Tierra o Lugar, o sea “La Tierra o Lugar de  la Felicidad, del Mirador o del Volcán”. Con este nombre encontramos un  barranco junto a Tejina de Guía, en Tenerife.

 

GUANCHE

   Este gentilicio del pueblo de Tenerife, extensivo luego a todo el Archipiélago, debe estar compuesto de GUAN = Felicidad, Monte Grande, Pico Mirador y Volcán + CHE = fonema chino que significa “Hombre”, y también “hombre prudente, honorable y capaz”, por lo que  Guanche sería: “El hombre de Guan”, o sea, “El hombre Feliz”, “El hombre del Monte Grande” y “El hombre del Volcán”.

   Es oportuno señalar que los fonemas Guan Che los encontramos yuxtapuestos en las páginas Nº 531/532 del Diccionario Español de la Lengua China, mencionado en la Bibliografía, con el significado de: “El (los) Espectador(es)”, idea que coincide con la de “El Hombre del Mirador”, aquí mencionada. Las grafías o caracteres que representan a dichos fonemas aparecen en la portada de este libro,

 

                                                                                                                 Pág. 82

 


 

y  como el idioma chino ha sufrido pocos cambios en sus aproximadamente 6.000 años de antigüedad, es posible que así escribieran “Guanche” los tartesios, cuando introdujeron este gentilicio en Canarias.

   Este fonema chino Che (de Guanche), debe ser el mismo Xah persa, el Baxá árabe, el Paxá turco, el Paxáh y el Xahtrapa persas, el indio Rajá, procedente del sánscrito Rája. Nótese que en todos ellos encontramos el elemento Cha, como componente, con el significado de “Hombre Honorable”, como ya hemos indicado anteriormente.

   Este fonema Che estaría representado en el  Cho / Cha, título con que se nombraba al anciano honorable y respetado hasta principios del presente siglo. La O/A se debió originar de la castellanización de la E.

 

GUAÑAC

   Este nombre Guañac o Aguañac, que ha sido interpretado como República, consta de dos elementos: Guan + Ac.  El elemento Guan ha sido ya analizado. Ac  es el artículo plural afirmativo que se usa en vasco como sufijo, con el significado de “los de, las de”, como tenemos en Aitanac = “los del padre”, compuesto de Aita = padre + n eufónica + Ac; igualmente en Anaianac = “los del hermano”, compuesto de Anaia = hermano + n eufónica + Ac, o sea que Guañac significa “Los de GUAN”. En cuanto a la transformación de la n final de Guan en ñ, es frecuente en guanche, como en Chinama/Chiñama = caserío en Granadilla (Bethencourt, pág. 420).  La A final de Aguañac es también común en vasco, como prefijo afirmativo. Así, de on = aquí, tenemos ona y aona = aquí mismo. La a final de aona es igualmente sufijo afirmativo. Aún hoy notamos esa tendencia en el Canario, cuando dice “abajar” por “bajar” y “aparar” por “parar”.  También sucede el fenómeno inverso, o sea de supresión de la a, como en “garrar” por “agarrar”.

   Resumiendo, GUAÑAC o AGUAÑAC, significa: “Los de Guan”, o sea, “Los del Volcán o Los del Pico”.

 

Vertiente greco/latina.

GA

   En griego encontramos Gala = leche, nombre que en latín es Lac. Esto nos indica que el segundo elemento la de Gala, significa por sí sólo leche. Ahora bien, por otra parte tenemos que en la Mitología griega hay dos ninfas conocidas con el nombre de Galatea, nombre que etimológicamente significa “diosa de blancura de leche”. Una de ellas es hija de Nereo y de una divinidad marina. Fue llamada “la doncella blanca”. La otra Galatea, cretense, era hija de Euritio, hombre de buena familia, peo muy pobre, casado con Lampro. De ellos nació Leucipo (leukos en  griego significa blanco). Me referiré brevemente a la fábula de Leucipo: Al saber Euritio que Lampro estaba en cinta, le dijo que la criatura debía nacer varón, de lo contrario tendría que exponerla. Pues bien, mientras Euritio estaba en el campo apacentando su ganado,  nació Leucipo. Lampo se apresuró a vestirla de varón, engañando así a Euritio. Pero la niña creció, y su belleza y sus encantos femeninos no podían ocultarse más. Por ello, Lampo acudió a Leto en su santuario, para que

                                                                                                                     Pág. 83

 


 

cambiara de sexo a Leucipo. Así lo hizo, convirtiéndola en varón, con lo que tenemos un caso bastante lejano en el tiempo, al menos en la leyenda, de transexualismo, lo que nos confirma el aforismo que dice que “no hay nada nuevo bajo el Sol”. Es interesante notar que las dos Galateas fueron llamadas así por  tener el color blanco de la leche, pero como el segundo elemento de Gala, la (lac en latín), significa por sí sólo “leche”, deducimos que el primer elemento Ga debe significar “blanco”.

   Añadiremos que en Alemán familiar, Gala significa “de punta en blanco” y que en Teno (Buenavista) existe un lugar llamado Gala o Cruz de Gala.

   Encontramos una tercera ninfa  llamada Leuke, que en griego significa “álamo blanco” (leukos = blanco). Esta ninfa Leuce llamada “La Blanca” fue hija de Océano y Tetis. Hades, enamorado de ella, la raptó y se la llevó a los infiernos. Como Leuce no era inmortal, murió, y Hades para inmortalizarla, la transformó en un álamo blanco, que se alzaba en los Campos Elíseos, del cual tomó Hércules las flores para la corona con que ciñó su cabeza al volver de los Infiernos. Es interesante observar la relación que tiene esta ninfa con Chineche (El Infierno), Tetis (Teide), El Océano y los Campos Elíseos, nombres vinculados con Tenerife.

   La Mitología cita a Leuke con el nombre de Isla Blanca, a donde fue llevado por Tetis el cuerpo de Aquiles, después de su muerte en Troya, a manos de Paris. Allí vive Aquiles, como héroe, su banquete eterno. Dice igualmente la leyenda que en los Campos Elíseos, Aquiles casó con Elena, Efigenia,  Medea o Polixena.

   Esta Isla Blanca no puede ser otra que Tenerife, por ser El Infierno la morada de las almas de los héroes, cerca de los Campos Elíseos, según la Mitología.

GA/GUA

   Nos referiremos  ahora a la etimología de Ninfa. Es la misma nimpha ( griega y latina) = ninfa, novia, velada, o sea, cubierta de blanco. Su primer elemento “Nin” lo encontramos en latín en Ninguis (Ningüis), donde, como veremos güis significa “blanco”, o sea que Ninguis = Nieve Blanca, del mismo modo que Gala = Blanca leche, como hemos indicado. El segundo elemento Fa (de Ninfa) lo encontramos en chino, con el significado de “esmalte de los dientes, porcelana”, conceptos que envuelven intrínsecamente la idea de blanco. Fa debe ser la misma Ga griega = blanco, como llevamos dicho. O sea que resumiendo, Ninfa significa “Blanca Nieve”.

   En griego existió un dulce de leche llamado Galatina, también nombrado así en latín, que luego se transformó en Gualatina. Como todos sabemos,  el dulce de leche es de color blanco; o sea que Ga dio lugar a Gua =blanco. Esta raíz la  encontramos, como llevamos dicho,  en Ninguis = Nieve en latín, con el significado de Nieve Blanca. Dicha raíz latina Gua, al igual que la griega Ga de donde procede,  las encontramos luego en Guanche en Ningaria/Ninguaria, o sea “Tierra de Blanca Nieve”. Estos nombres se descompusieron luego en sus dos elementos: de Nin =  Nieve se originó Nivaria =Tierra de Nieve, en tanto que de Gua resultó Guaria =  Tierra Blanca, nombre que encontramos en un barranco junto a Tejina de Guía (Bethencourt, pág. 427). Este intercambio Ga/Gua lo encontramos igualmente en Güinga/Güingua = Montaña en Tinajo, Lanzarote.

                                                                                                              Pág. 84

 


 

Resumiendo, GUA significa: FELICIDAD, VOLCÁN y BLANCO, en grecolatino.

 

GAN/GUAN

   Esta raíz debe ser el mismo fonema chino Fan = Vela de barco y lona o tela para velas de barco, elementos que envuelven intrínsecamente la idea de blancura. En griego, Fanós = claridad, luz, y en castellano, Fanal (del árabe Fanar) = campana transparente que sirve para que la brisa no apague la luz. En griego se le dice fanárion. También aquí vemos la idea de claridad, luz, blancura.

   Encontramos la raíz Gan en los verbos griegos Ganó (Ganáo) = billar, relucir, y Ganó (Ganoó) = abrillantar, hacer relucir, así como en ge-ganomenos = radiante, alegre; o sea que la raíz Gan encierra las ideas de “brillante”, y “alegre o feliz”, al  igual que leukos (también griego), que además de estos dos (brillante y alegre), significa blanco.

   Esta coincidencia la encontramos igualmente en el fonema chino “Can”, que  envuelve ambos conceptos, como analizaremos en el Capítulo “Canaria”.

   Sucede lo mismo con “Albus” latino, que tanto significa blanco, como dichoso, o sea, feliz.

   Antes de entrar a analizar el nombre “Gandia”, vamos a intercalar el topónimo “Candia”, que mencionaremos en el capítulo correspondiente a “Canaria”, con el  significado de “Tierra Blanca”. Este fue el nombre dado por los griegos, en la antigüedad, a la isla de Creta, a la que los fenicios llamaron antes “Sidonia”, en honor a Sidón, y a cuya capital bautizaron Canea, nombre que yo interpreto como “Tierra Blanca”, por la blancura de su greda. Candia sería sinónimo de Canea.

   Es muy significativo que en La Palma existe el barranco de “la Candia”, Vid. Cap. XV, Nota 3, pág. 223 de “Los Supervivientes de la Atlántida”, de Juan G.  Atienza. Este nombre griego, al igual que Gandia, nos confirma la influencia griega en Canarias. Creo que estos dos topónimos, como también Canaria, deben referirse a la blancura de la nieve del Teide.

   Es de observar que en Tenerife encontramos el nombre Gan como “loma debajo de la montaña de Tejina y del camino de Adeje”. Vid. Bethencourt pág. 427.

   Encontramos, en Valencia (España), un pueblo llamado “Gandia”, también denominado Albaida o la Blanca, de probable origen griego, según el Diccionario Espasa. Dice que el nombre es de origen árabe. Yo creo que Albaida debe estar compuesto de  Alba (Blanca en latín, traducción de Gan) +  Ida (Monte en griego), con significado de “Montaña Blanca”.

   Cita Álvarez Rixo, en la pág. 118, a Gandia, como una aldea de Canarias  mencionada por Don Sabino Berthelot en la pág. 186 de su Etnografía. Es muy interesante esta coincidencia con la Gandia (Albaida o la Blanca) de Valencia, en primer lugar por confirmarnos la connotación de blanco de la raíz Gan, y en segundo lugar, la presencia griega en Canarias, como hemos tratado de demostrar al analizar el origen etimológico de Icod.

   Por otro lado, existe Jandía en Fuerteventura, mencionada en la pág. 75 del mismo libro de Rixo. Podría ser la misma Gandia a que hace mención Berthelot,

 

                                                                                                               Pág. 85

 


 

pues es sabido que el guanche tendía a intercambiar los sonidos G/J, creo yo,  por influencia celta. Como sucede hoy con el gallego, también de origen celta. Encontramos igualmente ese intercambio en Gucancha =  Fantasma bajo la figura de perro, y Jucancha = Dios Universal y Divinidad infernal de los perros, Vid.  Bethencourt, pág. 233. Lo mismo sucede con Güinga/Huinga, montaña en Tinajo, Lanzarote.

   También existe Ganigue, Gánigo o Guánigo y Gaña (pág. 424, Bethencourt), que debe ser Gana, pues esta transformación n/ñ es frecuente en guanche, como existe en Chinama/Chiñama, Vid. pág. 420 del mismo libro. También pudo ser Gania, pues nia dio lugar a ña, como de Hispania/España, y de pregeniar (de pergenium latino)/pergeñar/pergenio/pregenio/pergeño.

   Agaña es el nombre de una región de Chasna o Vilaflor, y también del Puerto de Las Galletas en Arona. Ese nombre lo encontramos en  la capital de la isla de Guam del archipiélago de las Marianas, las cuales fueron descubiertas y pertenecieron a España hasta 1898, en que pasaron a Estados Unidos, por el Tratado de París. La raíz Guam  la hallamos en Guamaza = montaña y caserío lindando en Tacoronte. Dicha raíz debe ser la misma Güim de Güímar, que pienso procede del  Gwyn galo, con significado de “blanco”, por lo que debe significar “Roca Blanca”, quizás en alusión al Pico Nevado. También encontramos Agüimes, en Gran Canaria.

   La presencia de los nombres Guam y Agaña en un lugar tan lejano e Canarias se explica por lo dicho por Humboldt, que en su periplo por América, Asia y Oceanía, había observado la presencia guanche en todos los lugares de influencia española, cosa natural, pues los canarios formaron parte del personal de a bordo, en las embarcaciones españolas, que pasaban por,  o partían casi todas de Canarias,  hacia América, África, Asia y el Pacífico.

   Es lógico deducir que si de Ga se originó Gan, de Gua debió salir Guan,  con el mismo significado de blanco. Esto lo confirma el hecho de que  en galo existe Gwyn = blanco. De Gwyn surgió gwyniad, que en inglés significa blanquecino. “Agüín” debe ser la misma voz vasca (Agin) = tejo = árbol que tiene ramas con hojas pálidas por el envés. En Cuba existe Agüín = pendón o vástago de algunas palmas,  de consistencia fofa,  y de color blancuzco, y Agúinado se dice de las bestias de color de Güín, algo más claro que el cervuno. También hallamos en Canarias el apellido Agüín. Este nombre Agüín debe estar compuesto de Güin precedido del prefijo A, que en vasco desempeña la función de artículo (el/la). Pero a su vez, ese Güin debe ser el mismo Gwyn galo = Blanco. Tenemos  también que en Cuba existe el pueblo llamado Güines.

   Por otro lado, al Canario se le llamó en Venezuela “Blanco de Orilla y Blanco pobre”, en tanto que en Cuba, al campesino se le llamó en un principio “Guajiro Blanco”, pero es sabido que en esa época fue el Guanche quien realizó esas faenas, en su gran mayoría, lo que nos podría indicar una relación entre Guanche y Blanco, ya que Guan= Blanco, y Che = Hombre, como hemos ya indicado, por lo que  Guanche significaría “Hombre Blanco”.

   Guajiro debe provenir de Gua = Blanco + Ji (nieve) +Ir = Roca (Pico Blanco Nevado = Teide).La o final se debe seguramente a la castellanización, como en Tinguaro (de Tinguar), y Chincanayro (de Chincanair) ya analizados.

   Como conclusión obtenemos que GUAN tendría tres acepciones semánticas: FELICIDAD, VOLCÁN y BLANCO.

 

                                                                                                 Pág. 86