2.9.- TARTESIOS. Raíces Canarias II: Aproximación al origen etimológico de algunos topónimos y de otros nombres canarios.

Autor: Prof. Domingo Ruiz Guzmán.
Investigador, Etimólogo y Poeta.

Libro sobre ETIMOLOGÍA

Título: RAÍCES CANARIAS,

Tomo II

(Derechos reservados)

 

Tartesios

 

 

                                                                                                                           Pág. 51


Continuaremos con los

 

Tartesios

El siguiente pueblo de que se tiene noticias visitó la Península Ibérica en tiempos históricos fue el Tartesio, procedente de Tarsos Chai, en la Costa de Anatolia (Turquía), al norte de Chipre.  Este pueblo debía proceder de la Tartaria, y hablar chino, pues Chai es un fonema chino que significa Casa, al igual que Caloría, el cual encontramos luego en el galo como Chai, con significado de Sótano, diptongado más tarde en el francés como Chez (en casa de). Esta raíz Che la hallamos también en francés, formando parte de Cheminée, con el significado de Fuego o Calor, junto a la raíz Min,  con la idea de Elevación, que es la misma íbera Men, que encontramos en vasco en Mendi = Montaña, con la misma acepción semántica, y en guanche, en Mencey, como Rey, con idéntico significado de Elevación, en este caso de Dignidad. También encontramos la raíz Che=Casa/Fuego, en el vasco Che de Echebarri (casa nueva), y Chebide (chimenea), y en los nombres guanches Auchón (casa grande o ranchería), en (Taucho, Tauque, Taque y Daute)= Volcán, y en Hacho, todos ellos con idea de Fuego.

                                                                                                                            Pág. 52

 


 

Los romanos usaron dicha raíz Beth, para dar nombre a la Bética, provincia situada junto al río Bethis, una de las tres en que, con la Tarraconense y la Lusitania, dividieron a Hispania. Beth, raíz de Bethis   es el equivalente semita del chino Chai (de Tarsos Chai), con significado de Casa, como tenemos en Bethlehem= Casa del Pan, donde Lehem= Pan. Esa raíz Cha= Casa, la hallamos igualmente en el íbero-vasco Chabola o Chaola, y en el íbero=guanche Cho (variante de Cha/Che) de Auchón,  aumentativo de Aucho o Hacho, donde  Au=A, que viene siendo partícula intensiva, especie de artículo.

Es muy interesante que este concepto CASA, que se originó en Tarsus Chai, o Casa de los Tartesios, en su fonema Chai de origen chino, como llevamos dicho,  fue llevado por el pueblo Tartesio, en su forma semita, como Beth, con el mismo significado de Casa, raíz que encontramos en el río Betis, que los árabes llamaron luego Guadalquivir o Río Grande.  También encontramos dicha raíz Beth (Casa) en Bética, nombre dado por los Romanos a la región que con anterioridad habían bautizado los Vándalos  como Waldalenhaus, o sea Casa de los Wandalen (Vándalos), donde Haus significa Casa en Alemán, que era su propio idioma. Dicha región pasó a llamarse luego Vandalisia, Vandalusia, Andalusía/Andalucía y El Andalús. (Vid. pág. 139). Aquívemos que la misma idea de Casa se mantuvo en varias culturas, traducida a su propio lenguaje.

 

                                                                                                                         Pág. 53

 


 

Tarsos

Fue la patria del pueblo Tartesio, y es una ciudad que se llamó en latín Tarsus, y en castellano se llamó Tarso. Los fenicios la nombraron Tarschisch.  Está situada en Anatolia, en la provincia turca de Icel, a orillas del antiguo río Cydno o Tarsus Chai.

Tarsos fue en la antigüedad una de las plazas marítimas más importantes del Mediterráneo y rival de Alejandría, centro de la cultura griega con Alejandro Magno, y sus escuelas se consideraron superiores a las de Atenas.  Marco Antonio que se encontró allí con Cleopatra, instaló en ella la capital de un imperio asiático. Fue la patria de San Pablo, y es donde está sepultado Juliano “El Apóstata”.

Tharsis

El río Cydno o Tarsus Chai debió ser el célebre Tharsis nombrado en la Biblia. Tarsis debe estar compuesto de la raíz Tras + Is, terminación característica (al igual que Es), para designar a “río”,  como tenemos en Tigris, Isis, , y en el río  Zis, situado al norte del Oued (ued) Ghir o Geir Flumen, en el año 42 a.C., según Plinio El Viejo.
En el nombre fenicio Tarschisch, que consta de Tras + Chisch, y que resultó de la unión de Tarsos + Chai, encontramos contenido a Tarsis.  La primera parte , Tars,  resultó a su vez de Tarsos,  con la supresión de su desinencia Os,  que es una partícula que afecta la forma,  pero sin ningún valor ideológico. La segunda parte Chisch se originó en Chai (Che=Casa), que perdió su partícula final Ai (E), y a la que se le añadió Is, que,  como llevamos dicho, identifica el concepto Río, resultando Chis (en fenicio Chisch). Uniendo las dos raíces  o componentes, resultó Tarschisch, pero la voz fenicia SCH pasó a ser  S en griego, dando lugar, finalmente, a Tarsis. Es el mismo intercambio que hay entre el latino Lisbona y el árabe Lischbuna. Vid. pág. 141.

 

                                                                                                                        Pág. 54

 


 

 Este nombre Tarsis lo encontramos luego trasplantado a Tartessos (Iberia), en la provincia de Huelva, cerca del río Bethis (actual Guadalquivir). El nombre Bethis consta de dos raíces: Beth (casa), que es la traducción semítica de  Chai (en chino = Casa)) + Is= río. En Tarsis tuvo lugar el intercambio comercial de los Tartesios con los Fenicios.

Añadiremos que el río Cydno debió originar el  nombre Barcino (Barcelona), formado por Bar + Cydno, donde Bar es una raíz que significa  “hijo o descendiente de”, como tenemos en Bartolomé (hijo de Tolomé), Barrabás= hijo de Rabá (el Doctor).  También tenemos esa raíz en Aníbal, Hanibal o Hanibar,  descendiente de  Hani (genitivo de Hanus, como se llamó en latín a Hannon).

Tartessos

Tartessos es un topónimo íntimamente relacionado con Tarsos,  que se dice fue fundado por los Tartesios,  y que estuvo situado en la bahía que luego los fenicios llamaron Gades (actual Cádiz),  en recuerdo a su Cadés, (el oasis mencionado en la Biblia,  (en Josué)), en la Metrópoli Cananea.

Es interesante observar que esta bahía ha sido siempre como polo de atracción, a la vez que una encrucijada, por estar junto al Estrecho de Gibraltar, donde encontramos la huella de al menos  diez culturas,  o sea.  La Ligur, la Tartesia,  la Íbera, la Celta, la Feno/Cartaginesa, la Griega,  la Vikinga   (Vándalos Silingos), la Romana, la Bereber y la Árabe.

La  Tartesia le dio dos nombres: Gar=bahía, y Tartessos.  La raíz Gar está contenida en Argar, pueblo situado en la orilla  izquierda del río Antas, a 12  kilómetros del Mar, en

                                                                                                                              Pág. 55

 


 

Almería, donde existió un lugar  llamado Mastia,  que dio nombre a los mastienos, de la misma raíz que los tartesios. Al vencer los fenicios a los tartesios, cambiaron el nombre Argar por Cartagena, nombre compuesto de Carta (de Cartago) + Gena (de Genos griego = nacimiento), o sea, nacida de o hija de Cartago.

La raíz tartesia Gar (de Argar), la encontramos  en la bahía antes señalada, en el nombre dado más tarde por los árabes, Traf-al Gar, a  uno de los dos cabos existentes en dicha bahía, donde Traf es el mismo nombre árabe Tarifa del otro cabo,  que debe estar compuesto de T-Ar= Roca + Ifa= Cabo o Punta. O sea que Traf-Al-Gar debe significar “el Cabo de la Bahía”.

Continuando con Cartagena, añadiremos que los bárbaros cambiaron más tarde su nombre por Carthago Spartaria, donde se observa la huella lingüística griega.

El nombre Tartessos, que, como vemos debe corresponderse con Algar (Argar), creo que se deriva de Tarsos, con la inserción de la raíz griega Etes (pariente, descendiente), raíz que también encontramos en genetos= engendrado.  De ahí tenemos en latín Gen-tes (gente, nación,  pueblo, raza) compuesto de Geno= engendrar (en latín) + Tes de Etes (griego)= descendiente. Del mismo modo, al insertar en Tarsos la raíz Tes (de Etes), resultó Tar-tes-sos (Tartessos) = Descendientes de Tarsos, y su gentilicio, como corresponde lingüísticamente en griego, se llamó Tartesios, o sea, “los de Tartessos”.

Ahora nos referiremos a la influencia de los Tartesios en Canarias.  Según se acepta generalmente fueron los primeros en dejar su huella lingüística en el Etnónimo Guanche, y en la raíz Can de Canaria, como hemos analizado ampliamente en la Parte I de Raíces Canarias, págs. 82 y 87.

 

                                                                                                                             Pág. 56

Copyright © Todos los derechos reservados.


Siguiente capítulo: 2.10.-  Iberos.