A LA VIRGEN DEL ROSARIO

A ti, Virgen del Rosario,
Santa y Sagrada María,
vengo a ofrecerte en tu día,
mis versos ante el Sagrario.

Hoy te dedico, ¡oh Madre!,
con ilusión mi oración.
pidiendo que en este mundo
reine la paz y el perdón.

Que ya no existan más guerras,
ni hambre, ni incomprensión,
que en el mirar de los niños
haya angelical expresión.

En tus manos hay dos joyas
de incalculable valor:
el Niño Jesús que adoras
y un Rosario cautivador.

En esa joya tan bella,
portas cincuenta plegarias,
cada una representa,
las súplicas de las almas.

En el rezo del Rosario,
hacia Dios va mi oración,
pidiendo que desde el Cielo
nos colme de bendición.

separador-1

Autora: Lcda. Rosa María Ruiz Alonso, M.Sc.
Copyright. Todos los derechos reservados.