A LANZAROTE

Tierra de Ceniza y Fuego,
de las Jerias y Volcanes,
la de Dises y Jameos
y de los Higos Purretos,
de donde nació tu nombre
igual que el de Majorata,
las dos Islas Purpurarias.

En Busca del Sol Naciente,
eres cual Ave Señera,
que el rumbo marca y enseña
a la Gran Pléyade Isleña,
y por eso te eligió
Monsieur Jean de Bethencourt
pa’ ser su meta primera.

Y Ezequiel te bautizó
Elisa, de donde Tiro
obtuvo la Rica Púrpura
de la grana-cochinilla,
que luego Plinio llamó
Getúlica, siendo Iuba
que en grande la procesó.

Isla de Mito y Leyenda,
eres de las Hespérides síntesis:
un Vergel junto a un Erial…
y en ti, a mi Tierra Querida,
con mi rima más sentida,
así le quiero cantar:

CANARIAS

La Tierra Hospitalaria,
la Tierra Acogedora,
la Tierra Legendaria
de Encanto Proverbial,
Cuna de las Alegres,
Melódicas Folías,
nacida al arrullo
de las Olas del Mar.

Lar de gente sencilla,
alegre, generosa,
muy digna, laboriosa,
honrada y muy cordial.

Dios dibujó al crearte,
armonioso Archipiélago,
Rosa de Siete Pétalos,
guarneciendo un Botón;
con Lazo Indestructible
los ató muy unidos,
te miró complacido,
y bendijo la Flor.

Siete Islas, un Teide,
con aspecto plural,
y un sentir singular,
porque todas sois una:
Tenerife, Gomera,
El Hierro, Gran Canaria,
Lanzarote, La Palma
y La Fuerteventura.

Siete Hermanas signadas
con un común destino:
por un mismo camino
habéis de discurrir;
con fraterna armonía,
tus hijos siempre juntos,
los anhelos y frutos
debemos compartir.

separador-1

Autor: Prof. Domingo Ruiz Guzmán.
Investigador, Etimólogo y Poeta.