AGUERE

Aguere tiene un Cristo,
Aguere tiene un cielo,
Aguere tiene montañas
que lucen allá a lo lejos.
Aguere, ¡cuánto te quiero…!
¡Cuánto te quiero…!

¿Serán tus verdes jardines
cuidados con tanto celo…?
Aguere tiene un mar
donde las aves
se alzan en vuelo,
hacia lo más alto de sus montes,
junto a los nardos y limoneros.
Aguere tiene un Sol
que ilumina allá a lo lejos.
¡Ay, cuánto te amo…!
¡Cuánto te aprecio…!
Tu Cristo siempre lo tendré,
como Maestro y Lucero
para que guíe mi vida,
a lo largo del sendero.

separador-1

Autor: Prof. Felipe Elías Afonso Ruiz.