FUERTEVENTURA

Quiero estampar en mi lienzo
vistas de Fuerteventura,
con su bello mar inmenso,
mar que orla sus llanuras.

Mil tonos ocres y azules
agrupo en mi amplia paleta,
para plasmar altitudes
y un cielo de gran belleza.

En los barrancos añejos
habitan mil cardonales.
De Jandía y Corralejo
son los ricos saladares.

Esos salobres lugares,
y la bella maresía,
entre arena y pedregales,
forman la estampa marina.

Con el paso de los años,
la erosión ha dibujado
filigranas en basalto,
rocas, barrancos y llanos.

A los pies de aquel volcán,
donde se ubica La Oliva,
la ceniza y el mocán
la decoran y dan vida.

De Tostón a Corralejo,
por las extensas llanuras,
con gracia se unen en juego,
el viento y doradas dunas.

En el risco más antiguo,
vive el romero marino
que aromatiza el aliño
y alegra ambientes festivos.

Doradas y extensas playas
rompen su monotonía,
al encontrar ensenadas,
entre tranquilas bahías.
separador-1

Autora: Lcda. Rosa María Ruiz Alonso, M.Sc.
Copyright. Todos los derechos reservados.


Para escuchar el poema pulsar Play: