LA INDISPENSABLE

LA INDISPENSABLE
(Adivinanza)

separador-1

Me crearon redondita
como la Luna y el Sol,
la pupila, el girasol
y la bella margarita.

Antes de nacer viví
de la Tierra en las entrañas,
en las formas más extrañas
que se pueden concebir.

En odisea sin par
vivi por ríos y mares,
y en un sinfín de lugares
fijé albergue secular.

Un día hasta aquí llegué
por arte de los humanos:
me arrancaron con sus manos
de un lecho en que descansé.

separador-1

Fui adornada con gran tino
de múltiples filigranas,
y aunque mi faz es mundana
tengo atributos divinos.

Para dar felicidad
poseo policromía,
con la que la fantasía
se torna realidad.

A veces soy rubia blonda,
otra brillante plateada
o morena aceitunada,
según la ocasión disponga.

Por mi cualidad mimética
puedo cambiar de apariencia,
de tamaño y eficiencia,
porque soy polifacética.

Me aconseja la experiencia
que puedo ser generosa,
sin resultar dadivosa,
pues corrompo la conciencia.

Yo soy la llave maestra,
que encaja en la cerradura,
y la engrasa si está dura,
para que se abra la puerta.

Ya mi fama es muy notoria,
que todo puedo lograr,
desde el amor conquistar,
hasta el honor y la gloria.

Por mí, el ciego ve profundo,
y el mudo arranca a cantar;
y hasta el perro vagabundo,
mi son lo pone a bailar.

Si los poderes transforman,
sin duda, yo creo ser
de todos esos poderes,
el que tiene más poder.

separador-1

El que me llegue a lograr,
suele cambiar en su aspecto,
expresión, comportamiento
y de forma de pensar.

En sus manos puedo ser
motivo de bendición,
o causa de perdición:
fuente de mal y de bien.

Y su deseo es cumplido,
y su voluntad, la ley:
ante mi inmenso poder,
hasta el pudor es vencido.

Su opinión nunca se objeta:
es la verdad, la razón.
Conmigo le llaman Don,
sin mí, no se le respeta.

Tiene inmensa parentela:
todos procuran hallar
el ancestro familiar,
por abuelo, o por abuela.

Goza de gran simpatía,
con amigos por doquier,
que le llegan a querer
y le rinden pleitesía.

separador-1

Yo quisiera hacer feliz
a todos por un igual:
por mí se suele  llorar,
aunque es común sonreír.

Soy protectora muy fiel,
compañera inseparable:
me llaman La Indispensable,
y no fallo en mi deber.

Ya sabes, estoy segura,
que soy la ansiada MONEDA,
encantadora hechicera

de la humana criatura:
igual mitigo la pena,
como endulzo la amargura.

separador-1

Auto: Prof. Domingo Ruiz Guzmán.
Etimólogo y Poeta.
Copyright © Todos los derechos reservados.