LA VENDIMIA

De lejos se ven los campos,
que han cambiado de colores.
De fresco limón pintados…,
hoy tornados en marrones.

Las hojas de los viñedos
que antes de verde vestían,
relucen ocres y pardos,
fin del paso de sus días.

Cuajados racimos penden
desde sus vetustas ramas.
Sus gemas de azul y grana,
el Sol las hace esplendentes.

Ya la uva se ha dorado
con los rayos del estío.
Su fruto  es pronto pisado,
y en “San Andrés” será vino.

separador-1

Autora: Lcda. Rosa María Ruiz Alonso, M.Sc.
Copyright. Todos los  derechos reservados.