“TEIDE BLANCO”

PINAR Y TEIDE NEVADO

El Teide se viste de blanca nieve

al amanecer el frío día invernal,

montaña con precioso manantial

de aguas que corren por su relieve,

 

en laderas de plata cuando llueve,

filtrándose en su suelo primordial

adornado con magarzas, retamal,

pinares y el jilguero que se mueve.

Allá abajo, junto a las olas del mar,

donde las vistosas gaviotas vuelan

sobre los barcos que van a ultramar

 

cruzando continentes sin descansar…

allí hay pueblos, valles y palmeral

desde donde el pintor te puede pintar.