Tres Nombres Emblemáticos en la Identidad Herreña

Tres Nombres Emblemáticos en la Identidad Herreña: GAROE, OMBRIOS Y HIERRO.

Su Origen Etimológico y Significado, de  acuerdo con investigación del Autor, el Etimólogo Prof. Domingo Ruiz Guzmán,  en su Obra “Raíces Canarias”.

GAROE. El célebre llamado “Arbor Mirabilis”, según Viera y Clavijo, y “Árbol Santo”, según Urtusáustegui.  Su nombre es de origen íbero. Es sinónimo de Garúa (la llovizna), y está compuesto de dos raíces: GARO: (llovizna) + E (la), o sea que Garoé significa “La Llovizna”.

TIGULAHE. (Se pronuncia Tigulaje). Nombre de un Frontón de Risco que estaba situado, según Abreu Galindo, junto al Árbol Santo (Garoé),  en que la nube cargada de vapor de agua, que subía por la cañada desde el mar, rebotaba y se posaba sobre la copa de dicho árbol, formada por un espeso follaje perenne,  de grandes hojas. Dicho vapor se enfriaba durante la noche, formando una película húmeda, que en la mañana se licuaba con el calor,  cayendo por gravedad,  en forma de llovizna en dos pocetas talladas en la roca, existentes al pie del árbol.

Tigulaje consta de dos raíces: TIGO, de  origen íbero, que en iberoguanche significa “Cielo” (idea de elevación), raíz que encontramos en castellano en Pos-tigo, que es la ventanilla que sube dentro de otra ventana mayor. La otra raíz LAJE es la misma Laja, pues en íbero se intercambiaban las vocales E/A, como tenemos en Teide/Teida. El nombre Laja procede del griego Laas (piedra, risco) y del latín Lausia/Lausa (laja, losa, piedra lisa). O sea que Tihulaje significa “Risco Plano Elevado” o “Frontón de Risco”.

OMBRIOS fue el nombre griego con que Iuba II y Plinio nombraron a la Isla, que más tarde los normandos de Jean de Bethencourt llamaron en francés FER (Hierro). Ombrios es la forma masculina del adjetivo griego Ombrios-a-on,  que significa “lluvioso”.  Es sinónimo del íbero GARO (de Garoé), acabado de analizar. Creo que Ombrios debió formar parte de  Ombrios Dendros (Árbol Lluvioso), lo que era realmente  el Árbol Santo o Garoé. Es oportuno mencionar que Plinio el Viejo nos dice en el Cap. IV de su Historia Natural, por fe de Iuba II, referido a las Islas Afortunadas: <<La primera  se llama Ombrios, donde no hay huella alguna de edificios. Tiene un estanque en las montañas y árboles muy parecidos a la férula, y de ellos se puede obtener agua, amarga de los negros y potable de los blancos>> (Subrayado nuestro).  Creo que el agua amarga se refiere al jugo obtenido del cardón, y la potable del estanque que había al pie del árbol “Ombrios o Garoé”, como ya indicamos. El mismo Plinio, Estacio Seboso y Ptolomeo, basándose en el significado de Ombrios, o sea “lluvioso”, que en su origen se refería al Árbol Garoé, lo aplicaron a la Isla toda, llamándola paradójicamente Pluvialia, cuando se caracteriza precisamente por su falta de lluvia.

———————————

Autor:  Prof. Domingo Ruiz Guzmán.
Investigador, Etimólogo y Poeta.

Copyright © Todos los derechos reservados.